230.


.

Aun sigo con la cabeza en las nubes y los bolsillos llenos de sueños...

Sobre el amor inalcanzable.


.



Hay una historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía o creía saber, que una estrella no podría ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza; y sobre esta idea construyó todo un poema vital... 

A veces.


.

No todo son sombras del pasado,
no todo pasado es sombras,

a veces y solo a veces
el presente es solo presente y,

se olvida un dolor,
a quienes hicimos daño,
a quien sabe porqué nos borró,

y una sonrisa se nos dibuja en el rostro,
por ningún motivo o por todos,

y seguimos vivos,
con el corazón en una mano
esperando que aun nos pase lo mejor.

Ruben Mangiagli


229.


.

La ropa también es un lenguaje, sólo que diferente.
En realidad, casi todas las cosas que conozco pueden ser lenguaje, algunos más sutiles, otros más complejos, diferentemente elaborados, lenguajes cuyo ámbito de difusión es pequeño, casi privado, y produce un placer muy especial a quienes comprenden el sentido de sus símbolos, su significado, en fin, múltiples lenguajes que hacen de cada uno de nosotros un descifrador y un elaborador de imágenes.


228.


.

A mí lo que me gusta imaginar es que un día nos encontramos en una ciudad cualquiera, en una ciudad en la que no vivimos. Tendría que ser una ciudad del extranjero donde no existiera ni una sola posibilidad de encontrarte, donde no te esperara ni vos me esperaras a mí, aunque ya sé que esto último tendría más lógica porque hace ya bastante tiempo que vos no me esperas...

Desde el abismo.


.

He bajado hasta mis infiernos para tomar estas notas de amor.
Y he subido entregado y seguro.
Al carajo el tiempo, el mundo, toda vida que no seas vos. Estos tiempos en el tiempo, sin una mujer cerca de mi corazón y tantas tan cerca de mi piel, hacen muy bien y muy mal, amor mío.
Estoy bastante loco y lo sé.
Te amo más allá de todo límite, incluso de tus limites que te alejaron de mi. Aunque no te tenga y te tenga en mí
y por sobre la manera sos tan mía sin que lo seas.


227


.

Estoy acostumbrado a la palabra. Ésa es mi arma de conquista y mi perdición
A través de ella aprendí ese juego particular de la asertividad, la ternura y la agresividad. El silencio me desconcierta.
The final Cut (canción de Pink Floyd) habla por mi
Me quedo quieto en el sillón y siento la maravillosa sensación de libertad porque esta tarde he mirado en menos mi pasado . 
Cierro los ojos y me dejo ir con Pink Floyd pero sigo sin hacer mi corte final.


Ninguna vida es transparente,


.


Todos tenemos algún secreto, por pequeño que sea.
Yo he sido depositario de una gran cantidad de secretos.
Será que mi vida parece más abierta que otras, mi moral menos rígida, y allí puede caber cualquier aberración. 
La gente a mi alrededor sabe que ésta no me dañará y, a la vez, mi reacción no dañará .
Y es cierto. Tengo espacio en el corazón para todo lo marginal e ilegítimo. Ello no me amedrenta. Y lo curioso es lo poco secreto que soy yo.
Todo lo mío es terriblemente público. Como si ello le quitara la posible oscuridad a las vivencias.
Pero lo oscuro siempre se queda.


Para alguien, para una, para todos.


.

.
Para los que están enamorados
y los que lo estuvieron,
Para los que quisieron mucho alguna vez
y los han querido,
Para los que todavía sueñan con el amor
y los que no pero siguen.
Para los que amaron y no fueron amados.
Para los que no están en pareja y esperan.
Para los que están en pareja y aun esperan.
Para los que tienen el corazón roto y siguen
comprando tiritas para pegarlo.
Para las mujeres que quise y las que me
quisieron a pesar de mi mismo.
Para la mujer que quiero.
El amor existe de tantas formas...y alguna
seguro es de tu ( mi) talla.

Ruben Mangiagli.

226.


.

En todos los amores imposibles fui a elegirla a ella, no sé qué nos pasó, no sé qué sucedió pero no sucedió, el amor es extraño, no deseaba perder ningún segundo y los perdí todos.
Yo moriría por un puñado de besos suyos..pero no puedo,
sigo vivo.



225.


.

En la vida real el amor es un sueño a párpados en el que frecuentemente uno sueña y el otro se deja soñar.

Sobreentendido.


.


Hoy extraño esa nada que había entre vos y yo,
sutil y callada,
sobreentendida,
con tantas ilusiones
que todo fue muy poco,
siempre un instante,
y ahora un sinónimo de nunca
que aún a pesar de todo
todavía puede suceder,
como las estaciones cruzadas,
las promesas que no fueron,
tal esos besos con gusto a distancias
que se durmieron en desvelos.
Hoy extraño ese todo que había entre vos y yo,

te sigo queriendo,
pero no te preocupes, todo pasa, pasa todo y
el amor no muere
solo cambia.

Ruben Mangiagli.


224.


.

Con la tenue luz del día nublado en la lustrada madera de cerezo de las mesas. Moviendo el ánimo de un estado a otro con tan poco esfuerzo como lo es mover piezas en un tablero de ajedrez pero sabiendo que las partidas se juegan hasta el final.

10.


.



Sigo buscando
un
poema de

diez
palabras

para poder enamorarte.

RM

Instante.


.

Nunca ha habido más comienzo que el que hay ahora, 
ni más juventud 
ni vejez que la que hay ahora, 
y nunca habrá más perfección que la que hay ahora,
ni más cielo ni infierno
que el que hay ahora.


223,


.

Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que solo un iluso seguiría insistiendo. 
Pero lo cierto es que siempre he sido un iluso.


222.


.

A menudo recorro la mitad de mis labios con los dedos para sentir las cicatrices de tus besos.




Recuerdos.


.

Barquito de papel
recuerdo genuino y tangible de
mi niñez

que surcaba los mares
de charcos tan bravío y valiente
como cascara de nuez,

de banderas cielo
y nubes con velas de promesas
que olvidaban el ayer.

Con mis manos te
construía para que dures para
siempre

pero eso no nunca
pudo ser, porque el siempre se
quedaba lejos

como ese jamás
que solo se cumple cuando el
amor

de una mujer que
tiene nombre de Victoria se ha
ido para no volver

y de esa infancia
hoy solo queda mi mirada triste
que naufraga

en ese recuerdo
que se hunde en el fondo de un
mar de memorias

de un niño que
se hizo hombre tan pronto que
no aprendió a perder.

Ruben Mangiagli
©2017


Manos en silencio.


.



Mi silencio
grita en mis manos,
y ellas callan cuando escribo
cómo si supieran
que todas las palabras que
comenzaron jamás
terminarán en vos,
igual que el amor del desamor
o el tiempo sin reloj,
perenne, ingrávido, 
manco de verbos,
saturado de recuerdos
que nunca fueron.

Ruben Mangiagli


Ningún lugar.


.


Fugaz amor eterno
que se refugia
en la difusa memoria
del que recuerda,

como si perdonar
permìtíera olvidar
lo que nos empeñamos
en no dejar,

porque quedarse
vacío es el gran temor
de los que no pueden
dejar de amar

mientras la vida se va
y los relojes
van para atrás,
hacia nunca,

para jamás,
llevándonos siempre
tarde a cualquier lado y
a ningún lugar.

Ruben Mangiagli