Archive for enero 2016

117.


.

Debo decir y con el riesgo de equivocarme que las decisiones tienen siempre un precio, por ínfimo sea nunca son sin costo el tema es la moneda de cambio usamos para pagarlas,

RM

116.


.

Ojalá habite tus sueños como en un cuento y sin ser un príncipe ni mucho menos llenarte de realidades con un beso.

RM


Trazos.


.


Mi felicidad despierta una sonrisa
a la mañana,
puede que sea el amor,
la vida,
o un instante que perdura

en mi memoria,
una mirada,
quizá una palabra.

A veces duerme durante las tardes
es como que necesita
descansar
para ser real

y transita mis noches donde casi
sin darme cuenta se vuelve
constante,
palpable,

y todo lo que hago es irreversible
para llegar donde quiero,

hora tras hora
a través de los días,

para estar con ella que es mi hogar,
mi meta,
una luna en la misma
ventana,
la razón por lo que mis
ojos
vuelven a mirar de
otra manera.



Ruben Mangiagli
©2016


Pensamiento.


.


Siento esta necesidad de decirte
te quiero,
sin modales correctos,

también un imperativo de deseo,
definido
que recorre mi cuerpo,

y

que cuando esté desnudo en mi
silencio
me vistas de versos.



Ruben Mangiagli
©2016


Sombras.


.


Me persiguen sombras pretericas
que nunca se reflejaron, 

no hubo espejos en los pasadizos
disfrazados de tiempo

ni partes de cuerpo habitados que
llenaron huecos.

Llegan de improviso, sin avisos ni
meros enunciados,

se quedan estáticas, piden precios
muy altos

que no puedo pagarlos,

porque no quiero, no debo, por más
sigan jodiendo

y destruyendo, lo prefiero a mentir o
cualquier forma de engaño

no tienen nombre, identidad, ningún
mínimo significado

pero se siguen quedando, y a veces
siento

que los presentes se me escapan de
las manos,

las voy a seguir enfrentando, con las
palabras mutilando

hasta que huyan de nosotros y las
heridas se curen

invisibles de recuerdos nunca fueron
un pasado.


Ruben Mangiagli
©2016


La redundancia de las palabras.


.


Estoy viviendo en una repetición
día a día,

no sé cuando la rutina se volvió discusión,
si eras vos o era yo,
si te fuiste sin que me diera cuenta

y solo quedó tu foto
en el aparador.

No puedo hablar, perdí mi voz,
estoy en silencio , todo es redundante y no
sé que debo hacer,

porque "te amo" no es suficiente
y no me atrevo a mirar
lo que no quiero ver.

Hicimos círculos hasta quedar con nauseas
en tiempos diferentes
los dos juntos
en un mismo reloj

y

ando buscando palabras, una coreografía sin
pasión,
una imitación de lo que eramos
pero ninguna tiene
algo de vos.



Ruben Mangiagli.
Junio 2014



Desnudez.


.


Si, nos vemos desnudos,
no ocultamos el amor sin hacer el amor, 

ella, ve lo que ninguna
en mi interior,
la locura irresoluta del desamor y
logra asomen mis sonrisas
que se habían perdido
donde ni siquiera lo sabía yo.

Acomodó historias y las ordenó
en un extraño dominó,
donde somos muchos
pero solo dos,

Yo, palpo sus palabras que se
habían dormido,
las acaricio para que vuelvan
a nacer,
transité sus sueños, su dolor
en cada rincón

hasta que las lagrimas dejaron
de ser piedras,
hasta que su mirada
recobró el color de sus
ojos verde tierra,
y descansó.

Si, nos vemos desnudos,
de piel y alma cuando hacemos el amor.



Ruben Mangiagli
©2016


Efectos


.


Me cortas el aliento, contraes mis versos, agrandas parte de mi cuerpo, mueves mis sentimientos, y mi corazón late al ritmo de tus deseos.

RM


Girasol.


.


Solo un girasol,
solo uno,

que rodea mis esquinas,
las aprieta,

centro negro

esfera de oro y deseos.

Cerrojo y puerta.

Solo una mujer
sola una,

donde se quedaron los
desvelos

de un hombre

ignoraba colores ineditos

de vientre y anhelos.



Ruben Mangiagli
©2016



Un tanto de vos.


.


No creas necesito tanto de vos,
me alcanza con 
la mirada de tus ojos, 
tus palabras no
iguales a ninguna, esas
inventas mientras
me inundas
de sonrisas que casi puedo tocar,

un poco de tus celos cuando me
los merezco y
sino es por eso
me los aguanto porque
te quiero.

Que me entregues tu alma si el
deseo, ese haces
mariposas en tu sexo,
lleva mi nombre,
mi aroma de hombre,
y el sabor de mis
besos si
me dejas los rincones de tu cuerpo.

Las caricias de tus manos, algunos
de tus versos
que no tuvieron dueño y
mires a través de mi
para que nunca vuelva
a sentir el vacío entre
medio de
mis costillas congeladas de inviernos

Y si podes, que me sigas queriendo
como te nace hacerlo,
visceral, violento,
dulce, entre sueños
recorriendo calles de
presentes cuando
caminamos tomados
de las manos
robándole
las agujas a la distancia y al tiempo.



Ruben Mangiagli
©2016


Pasado.


.


Es irreversible el pasado,
quiebra los huesos
paraliza,

lacera, hiere, deja marca.

Enseña matando los nuevos
días, así se adueña
del tiempo

que se detiene, no avanza.

y se pierden los momentos
buenos en una
palabra que

se hace parte de la vida y

que cae en espiral hacia el
vácio que nadie
reclama.

Ruben Mangiagli
©2016


Compendio.


.


Fuimos palabras
versos,
juegos,
verbos,
imágenes estáticas de deseos

movimiento,
suspiros,
gemidos
esperas recorrieron cuerpos,

Hoy somos
todo eso
pero también
sabanas, sudor y todo sexo,



Ruben Mangiagli
©2016



Palabras.


.


En ella empiezan mis palabras,
las cotidianas,
de amor,
de ángulos y viceversas

los verbos,
adverbios,
donde, cuando, cuanto
encuentran preguntas en frases
nunca hechas,
otros esperan la respuesta
que cierre
círculos y abran puertas
y piernas.

Las de amor son siempre
las mismas
pero cambian en la
dimensión
de los sentimientos cuando
me
mira y calla.

En ella terminan mis palabras,
se hacen
besos,
caricias y
abrazos,

y en todos los instantes sexo,
es cuando al final
se hacen silencios
en ecos
de suspiros

y somos cuerpos mudos
que se
hacen gritos
de placer,

que dan lugar a nuevas palabras
y todo empieza de
nuevo
pero
al revés.

Ruben Mangiagli
©2016


Los imaginarios del error.


.

Me encierro en mi mismo,
no puedo abrazarte de lejos, ni de cerca,
ni con palabras 
que simulen brazos y
la conjugación de un verbo.

No puedo con la niebla de
los malos recuerdos, si me quedo en el
pasado me volveré
a convertir en poemas de
pretéritos,

esos que mis manos odiaban
escribir en las noches que sabían a sin
mañanas donde el
tabaco y el licor mitigaban
esquirlas de dolor,

un segundo antes que
explotaran en mi corazón sin coraza
que latía desamor,
ese que creamos los dos en
las mismas culpas

de los errores y en el
imaginario de la suposición, hoy no
puedo abrazarte
porque no quieres lo haga,
estas tan encerrada como yo.



Ruben Mangiagli
©2015



115.


.

Solo necesito que me cures del vacío de mi tiempo.

RM

114.


.

No hay razón para creer el amor es eterno, tampoco que dura un momento, es algo más complejo, una fórmula química , un conjuro , una promesa cumplida que no necesita ningún juramento, simplemente es lo que dos personas quieren, elegirse por sobre todo y todos, día a día, vez por vez, sumando agujas en el tiempo.

RM

acciones,


.

1.
La facilidad de mi palabra al pensar tu nombre.


 2.
El sudor de mis dedos aprendiendo tu espalda.


3.
Oir tus suspiros de amor, tus suspiros de sexo, escuchar tu voz, tus latidos.

113.


.

Tal vez algún día inesperado mis manos puedan escribir de este amor siento y que no puedo expresarlo, que supera la verdad, la virtud,el deseo, el tiempo y el espacio, quizá algún día pueda escribir ese libro que se encierra en mis palabras cuando te digo sin decirlo que te amo,

RM

112.


.

Me pidió que sueñe con ella, pero no me aclaró si despierto como me pasa minuto tras minuto, estación tras estación o cuando cierre mis ojos y ella es mi ultima visión, esa recorre mi cuerpo y se queda pegada en mi corazón.

RM


111.


.

Las calles de una ciudad que tienen mi historia, gatos y estrellas que creyeron imposible que vuelva, pero hay una mujer que me puede, que renombra capítulos de mi cuerpo y las manos de mis letras en ese orden imposible de un amor que parte al medio los sueños y los hace realidad en abrazos consumados que nosotros solo vemos y en caricias que todos podrán mirar.

RM


Ganas.


.

Qué ganas de tener el aroma de tu centro en mi cama, en la casa, en mi manos y que se impregne en mi sexo y se quede entre sabores mezclados en los labios.

RM


La lectora.


.

Tantos creían que solo escribía para nadie,
que mis escritos eran
como una escalera
de arboles
puestos en una calle cualquiera
donde los otoños
extrañaban primaveras,

que no había resguardos ni contraentregas,
y las letras eran tarjetas
sin ninguna dirección
ni presentación,
una carta vacía
que nunca llegaba
a borrador.

Otros envidiaban partes de las estrofas en
la desidia de ignorar el dolor
se colaba entre los
espacios
y se preguntaban si eso era el
amor, pero anticipaban
la respuesta
siempre con un no.

Pocos podían entenderme y aceptar que mi
tiempo no se había detenido
que solo eran círculos
sobre círculos
y que por más quisiera los tilos de
enero ya no estaban,
ni las plazas
tampoco las veredas rotas,
esas ,que caminaba
entre rayuelas
abandonadas.

Pero solo una mujer leía cada uno
de los
poemas que yo le escribía,
y entre no recuerdos
aun me quería

pero yo,
yo no la sabia.



Ruben Mangiagli
©2016



El contraviento de los calendarios.


.


Cuando laten mis manos
mi corazón acaricia,

en esta rareza de amor y
viceversas

donde ella a veces es yo,
y yo ella,

pero juntos somos letras,
de esas que unos

pocos encuentran,

y deseos que se mezclan,
sintesis de

tantas esperas que salen
de su asombro al

ver que cuando los dias
no restan

los calendarios callados,
sin meses ni años

solo marcan una fecha.

Ruben Mangiagli
©2016


Algunos porqué.


.

Si las flores
tienen tu aroma,

la luna
tu brillo,

tu sonrisa se
instala en los niños

y tus manos
la mejor poesía,

entonces me pregunto yo

¿ Cómo no amarte si
eres aun mejor que todo
lo que he
soñado en mi vida ?

Por esto soy tuyo.
Por eso eres mía.



Ruben Mangiagli
©2016


El final de una poesía.


.

Si me preguntan donde empieza mi poesía jamas diría entre mis letras, tal vez comienza en las esperas, el tiempo, la distancia, en el silencio que no sabe de horas de estaciones que no llegan, pero si la pregunta es donde termina la respuesta es invariablemente la misma, en los ojos de ella.

RM



Palabras.


.


Descansan las antiguas palabras en un
sosiego
que imita la calma,
el vértigo de las letras desencadenas
se detuvo por fin
en el mismo instante
que los girasoles y jazmines
cubrieron el empedrado
de esas calles invisibles,
sin nombres ni final
que recorrían los caminos de la soledad.

Es la culminación de mil poemas que
hablaban de vos,
de mi,
en la carencia de un nosotros
se había escondido
de una manera
tan profunda que parecía
jamas lo volveríamos a encontrar.

Llego el tiempo de otras palabras, esas
podemos volver
a pronunciar,
calladas, sin hablar,
en tactos, miradas y caricias
que merecemos
por no rendirnos al destino que otros
querían dictar.

Que descansen las viejas palabras en
abecedarios no volveremos
a usar,
tenemos tanto que escribir
juntos que llegó
el momento de comenzar,
yo escribo las primeras desde la
verdad,

te quiero como nunca quise jamas y
que tu manos escriban
la estrofa final.

Ruben Mangiagli
©2015



De mis manos.


.

Tal vez algún día inesperado mis manos puedan escribir de este amor siento y que no puedo expresarlo, que supera la verdad, la virtud,el deseo, el tiempo y el espacio, quizá algún día pueda escribir ese libro que se encierra en mis palabras cuando te digo sin decirlo que te amo.


RM

Amiga.


.


Porque eres una extensión
de mi,

una parte divisible que es
norte y sol,

la que siempre está, siempre y mucho más

esa mano a la que me aferro en mi necesidad,

la que ayuda y conoce de
mí lo que

a veces no me atrevo a

decir,

donde mis peores momentos pude mejorar y

seguir, con fe, sin fe,

pero sabiendo donde el dolor que a veces
me partía a la mitad

podía descansar,

eres mi pegamento, la que repara mis partes
y evitó la soledad

esas frases que me repetías hasta que algún
día las aprendí de verdad,

confía, cree, pelea

y tenias razón con tu apoyo lo pude lograr

y para los que no te conocen
les cuento,
eres

Amanecer,
luna que no necesita brillar,
palabra y verdad,

la sinceridad ante la necedad

Eres mi amiga,
y con eso resumo un te quiero
cuando no hay nada
más que
agregar.

Ruben Mangiagli
©2015


Breve ensayo sobre el amor.


.

No hay razón para creer el amor es eterno, tampoco que dura un momento, es algo más complejo, una fórmula química , un conjuro , una promesa cumplida que no necesita ningún juramento, simplemente es lo que dos personas quieren, elegirse por sobre todo y todos, día a día, vez por vez, sumando agujas en el tiempo.


RM

110.


.

Solo necesito que me cures del vacío de mi tiempo.

RM


109.


.

El amor a veces es tan simple como pronunciar un nombre.


RM

108.


.


A todos nos pasan cosas. El asunto es qué hacemos después.Lo que entendemos cómo y qué nos pasó, nos ayuda a saber quiénes somos. La memoria es un órgano afectivo.

RM

Tres lagrimas.


.

Se llenaron los pasillos
de sombras

que a su vez se escondían
de algunas otras,

el silencio se sumo a los
ruidos

de desfiles lejanos,

mis manos se vaciaron
en un instante

concreto, lejano

y el vértigo de memorias
dio paso

a otra cosa

que no era más que solo
un vacío

de presencia, de lugares
que no

estarían más.

Cómo era de esperar me
había quedado

huérfano, pero mayor de
edad,

fue el comienzo para la
realidad

de darme cuenta que los
que te aman

también se van.

Lloré tres lagrimas y no
fueron juntas

dos en cada día se fueron,
una hoy

cuando lleno de ausencias
con pocos recuerdos

que también se alejan y no
lo puedo evitar

necesitaría las presencias y
poder

contarles que hicieron bien
todo, nada que reclamar,

al final es verdad,

la muerte gana siempre y los
aun estamos

solo nos queda esperar.

A mis Padres.
Ruben Mangiagli
©2015



Hoy.


.



Ya no tengo agujeros en el
tiempo,

ni fisuras entre mis costillas
por respirar
suspiros de nostalgias
entre mis huesos,

tampoco los labios resecos
por callar tantas
veces una frase
simple
como te quiero.

Ya mis dedos no menguan
en cada poema
que ahora no siento,

escritos hechos desde tanto
dolor inédito.

He archivado todo eso, no
quiero más
malos recuerdos,

hoy estás conmigo,
inapelablemente
y por seguro mi corazón ha
vuelto.

Ruben Mangiagli

©2015

Besos.


.


Nos hemos besado con las manos a
través de letras
de amor
sin tiempo y sin espacios.

Con los ojos mirándonos,
mezclando mi
nostalgia y el
verde tierra de tu mirada.

En deseos consumados y
otros imaginados
que fueron
intangibles que palpamos.

Pero cuando lo haga con
mi boca tus labios
cerraran los
círculos que dibujamos y

mi cuerpo será tuyo y tu
piel lugar de
encuentros
de esos besos que tanto esperamos.



Ruben Mangiagli
©2015




Nombres.


.


Hay dos nombres que me fascinan,
uno es Victoria,
el otro Cecilia,

juro que me gustaban antes de ella,
por separados,
juntos o combinados.

A veces creo las cosas se escriben
en las estrellas
porque que la mujer

que quiero los tenga no es solo
una mera
coincidencia,

es una señal, un lucero en el cielo,
un mensaje
que dice es ella

la que siempre he esperado, dueña
de mi sueños
y de los versos nacen

cuando escribo sus nombres en
noches de café,
nostalgias y tabaco.



Ruben Mangiagli
©2015


Belleza.


.

He visto la belleza en muchas
formas,

en esculturas, en pinturas, con
colores
imitan la locura

en las notas de la música que
que calman la
ansiedad de mis
letras cuando son oscuras.

En las sonrisas desconocidas
que se forman en mis
seres queridos

Pero todavía me conmueve
la de ella,

en cada parte de sus perfectas
asimetrías

su rostro,
su cuerpo,
y en especial sus manos que

crean la esencia de la poesía,

Sí, aun me conmueve ella
completa,

porque es el resumen de la
belleza,

la mujer que quiero, la única,
y que rige mi destino.

Todos mis deseos,

mi presente y mi futuro, el
arte en femenino

el final y el principio que mis
ojos miran

para entender existe lo divino.
,

Ruben Mangiagli
©2015



107.


.

Puede que a veces sientas estoy lejos, pero desde que te conozco estoy volviendo, uno jamas olvida el camino a casa.

RM

Sin mi.


.

Hoy necesito un escrito que
hable de mí, de lo
que siento,

pero no me reflejo en los
espejos, ni de costado,
ni de reverso,

si pudieras mirarme vos un
rato, un instante
un momento,

y decirme si me vez porque
yo en este día no
me encuentro.



Ruben Mangiagli
©2015






Lunas.


.


Cuarto menguante.
Cuarto creciente.
Luna nueva.
Luna llena.
Pero de todas ellas prefiero esa, la que al cerrar nuestros ojos miramos en un beso que sólo nosotros vemos, en esta realidad donde sólo importa que nos queremos.

RM


El sí del olvido.


.

Qué el pasado no traiga el
silencio,
que se reinventen los momentos
y las palabras
tengan la bondad
en cada
letra
y se hagan caricias en
los dedos,
que amar no sea difícil
porque para
difícil está la soledad que
no tiene olvidos
y se alimenta de esos
recuerdos de tantas cosas que
no tienen
sentido,
porque al
final de cuentas,
solo el presente importa
por sobre todo lo
escrito.

Ruben Mangiagli
©2015



105.


.

Nos separamos, ella se fue hacia la izquierda, yo a la derecha, pero ninguno de los dos se había dado cuenta que el mundo es redondo.

RM


104.


.

No me sobran las palabras para estos desvelos , sólo laten rimas inconclusas que empiezan en mi y quieren terminar en vos.

RM


103.


.

Un día escribí mil veces la palabra imposible, hasta que me dolieron las manos, y ya cuando el suplicio en mis dedos me pedían deje de hacerlo, volví a escribirla otras mil y con mi ultimo esfuerzo casi sin tinta solo pude escribir posible. Y creí.

RM


102.


.

Puede que estos días haya escrito tanto porque mis manos estaban llenas de versos para ella, la mujer que amo.

RM



101.


.

No sabia que tenía tantas palabras de amor escondidas, que se escapaban cada tanto en poesías, que esa carencia desconocida desesperaba en mis manos la necesidad de un nombre, una identidad definida para dejar de escribirlas y poder decirselas a ella de nuevo mientras me mira.


RM


Estaciones de un amor.


.


Quiero contarte de este amor
en el medio de todo el mundo y que solo
puedas leerlo vos,

poner en un papel el dibujo
hecho con letras y susurrarte en colores
lo que siento hoy,

decirte que un milagro es
algo inesperado que sucede y no puede
nadie explicarlo,

pero yo te esperé tanto que
al final no fue nada no estaba anunciado,
vivía en mitad de nos,

que a pesar de todo lo malo
siempre estábamos unidos y nos miramos
escondidos en algún rincón

y que el tacto de las caricias
llegaba porque el viento y la lluvia
a pesar
de todo tenían el nombre de

los dos,

que siempre hubo
un gato,
un girasol,
jazmines,
una canción,

que hablaban

de un amor que nunca fue
olvido, que sobrevivió a la desesperación
del infinito dolor,

a la distancia , al tiempo,
y se disfrazó de recuerdos del presente y
sin ningún adiós.

Que al final todo debe suceder,
y habrá muchas estaciones, inviernos con
lunas y sol,

miradas que se buscaran en
el reflejo un amor que solo es uno hecho
por partes de dos.



Ruben Mangiagli
©2015