La calle de los besos.


.

Camino por la calle que conoce
mi destino,

soy un fugitivo que jamas en su
vida cometió un delito.

Mis pasos llevan los presentes de
mi historia,
mezcla de comedia negra con un
suspenso que es un dilema.

Y mientras avanzo pienso en las
veces que
me he equivocado, cayendo en
el orgullo que es mi tirano.

Y en las que he acertado, cuando
me hundía,
en brazos de una mujer que me
decía que me amaba tanto.

Mil besos robados, y algunos que
fueron ganados,
arte de poeta callejero que podía
enamorar con solo un verso.


Mejor que las calles no hablan y
no tienen
memoria, porque contarían las
veces que dije te amo,

y no tenia idea de lo que hablaba,
aprendí que
amar se ama, pero como amar
a una mujer como tú,

por mi padre te prometo mi cielo
que nadie me enseñó
nada, así estoy como novato que
muere con solo tu mirada,

sentir que no hago trampas para
darte beso tras
beso, esta vez ganados sin tener
que decir ninguna palabra.




Ruben Mangiagli







One Response to “La calle de los besos.”

  1. muy bueno ... eso de la calle que conoce mi destino y la diferencia entre los besos robados y los ganados. viejo zorro... Muy buen poema ;)

Your Reply